Ordenanzas

Nuevas multas, disfrazadas de ecologismo

Written by cachalaco

El día de ayer pude leer en su totalidad el proyecto final de la “Ordenanza que regula la implementación de prácticas amigables para reducir el índice de la huella ecológica en el cantón Loja”, nombre bastante grandilocuente que sin embargo como veremos después podría reducirse, a “multas por utilizar fundas plásticas”, que desde luego nada tienen que ver con el concepto de huella ecológica que se maneja a escala mundial.

Comparto por tanto una definición general tomada de Wikipedia, aunque podrían revisarse otras de bibliografía relacionada.

La huella ecológica (del inglés ecological footprint) es un indicador del impacto ambiental generado por la demanda humana que se hace de los recursos existentes en los ecosistemas del planeta, relacionándola con la capacidad ecológica de la Tierra de regenerar sus recursos.

Representa el área de tierra o agua ecológicamente productivos (cultivos, pastos, bosques o ecosistemas acuáticos) e idealmente también el volumen de aire, necesarios para generar recursos y además para asimilar los residuos producidos por cada población determinada de acuerdo a su modo de vida, de forma indefinida. La medida puede realizarse a diferentes escalas: individuo (la huella ecológica de una persona), poblaciones (la huella ecológica de una ciudad, de una región, de un país…), comunidades (la huella ecológica de las sociedades agrícolas, de las sociedades industrializadas, etc).

 

El cálculo de la huella ecológica es complejo, y en algunos casos imposible, lo que constituye su principal limitación como indicador; en cualquier caso, existen diversos métodos de estimación a partir del análisis de los recursos que una persona consume y de los residuos que produce. La cantidad de hectáreas utilizadas para urbanizar, generar infraestructuras y centros de trabajo.

La conceptualización resulta necesaria, en vista de explicar que el proyecto propuesto por una de las comisiones edilicias, no guarda relación alguna con sus fines, y lejos de ser un instrumento que contribuya a generar una educación en el cuidado del medio ambiente, genera lo que ya viene siendo una tónica en la administración actual, multas.

Comparto el texto completo, presentado por los concejales: Darío Jaramillo, Mercy Jaramillo e Iván Ludeña, para que después de la lectura puedan hacerse ustedes mismo una idea de lo que plantea.

Descargar aquí: —–>>   PROYECTO O.FUNDAS final

Otro dato de interés es que desde 2013 el MAE impulsa un programa a nivel nacional al cual han denominado “Una funda por el planeta”. Por ello es necesario analizar la incidencia real que este tipo de ordenanza tendría una vez aprobada, y la desproporción de la infracciones planteada.

El artículo 4 del referido proyecto, clasifica los tipos de fundas:

  • PRIMARIA- De uso exclusivo para empaque directo del producto y de un solo uso.
  • INTERMEDIA- Para productos expendidos por peso menor a 2.5 kg.
  • FINAL- Para transporte de los productos (tipo camiseta o de halar)

El artículo 5, en cambio especifica límites de utilización por cada tipo de fundas y sus materiales, así:

  • PRIMARIA: Empaques de fábrica
  • INTERMEDIA: Biodegradables o de papel
  • FINAL: Se autoriza únicamente el uso de bolsos reutilizables, elaborados con materiales resistentes y de alta durabilidad como tela, lona, yute, etc.

En los artículos 6 y 7 se especifica que los locales comerciales estrán obligados a colocar mensajes informativos para la ciudadanía sobre los tipos de bolsas descritos anteriormente, y que la Jefatura de Salud Municipal deberá vigilar constantemente la palicación de la normativa.

El artículo 8, es quizá e más importante, puesto que resume las sanciones para quienes vendan productor en fundas plásticas o de halar, de la siguiente manera:

  • PRIMERA VEZ: Notificación al local comercial y retiro inmediato del producto o motivo de la infracción.
  • SEGUNDA VEZ: Multa de 50% de una remuneración básica unificada (187,50 UD) y el retiro inmediato del producto o motivo de la infracción.
  • TERCERA VEZ: Multa de 75% de una remuneración básica unificada (262,50 UD) y el retiro inmediato del producto o motivo de la infracción.
  • CUARTA EN ADELANTE: Multa de 100% de una remuneración básica unificada (375 UD) y el retiro inmediato del producto o motivo de la infracción.

El artículo 10, merece especial atención puesto que  refiere que las bolsas reutilizables,  “contendrán diseños y frases orientados a incentivar el cuidado del ambiente, así como el escudo del cantón”.

El artículo 11, refiere en cambio de que existirán 6 meses desde la aprobación de esta ordenanza, para que los locales comerciales implementen las fundas de otros materiales descritos anteriormente.

Cada quien podrá sacar sus propias conclusiones, sin embargo de ello, en mi criterio personal el proyecto no busca orientar otras formas de pensamiento ciudadano, o la concienciación progresiva de los ciudadanos, sino más bien nuevas multas e imposiciones. Es conocido en sociología y en administración pública, que la imposición no genera cultura y más bien genera un rechazo generalizado. ¿Será que alguna vez a nuestro cabildo, se le ocurrirá la simple idea de consltar a los ciudadanos antes de redactar proyectos de ordenanza que en nada ayudan a construir una mejor ciudad? ¿se acabará el uo del plástico, a través de multas? ¿o será más bien que existe desde las esferas de poder político-económico que tienen cercanía con el alcalde para hacer de las fundas biodegradables un lucrativo negocio?

En México ya se implementó multas para el uso de fundas plástica, la medida no ha funcionado de acuerdo a las cifras oficiales y reportes de prensa, aunque las multas ascienden a 4 dólares, y se ha dado un plazo de 5 años para entrar en vigencia.

En Chile varios municipios han aprobado ordenanzas, basados en normas internacionales y las infracciones no sobrepasan los 6 centavos de dólar.

En Alemania, la medida no es legal, sino un acuerdo voluntario, en el que los consumidores que utilizan fundas de plàstico deben pagar por ellas un valor adicional, de aproximadamente 10 centavos de euro, unos 11 centavos de dólar.

En Inglaterra el uso de fundas plásticas, se multa con una infracción de cinco peniques, es decir unos 6 centavos de dólar.

En nuestro terruño, en cambio, existe el criterio bastante caduco por cierto, en el sentido de que mientras mayores sean las multas, eso obliga a las personas a cumplir una ordenanza

Tal parece que nuestros ediles aprendieron poco, de la ya fracasada cortina de humo que representó el “impuesto verde”, o es que simplemente no quieren afrontar los verdaderos problemas del cantón. Todos estamos conscientes de que es necesario reducir el uso de fundas plásticas y la reducción del consumismo, sin embargo la medida propuesta es por decir lo menos, inadecuada. Les dejo estas cortas reflexiones, en espera de las suyas, pues siempre el intercambio de ideas y criterios alimenta la idea de ciudad que todos queremos….

 

Carlos Chalaco

 

 

 

About the author

cachalaco

Leave a Comment